Los aminoácidos en pre-y menopausia

La menopausia, no es una enfermedad sino una etapa natural en la vida de cada mujer. Durante el climaterio o pre-menopausia (alrededor de los 45años), tiene lugar un cambio en el equilibrio hormonal.

El cuerpo de la mujer comienza a formar menos estrógenos, como resultado, el sangrado mensual comienza a ser menos constante hasta que se deja de menstruar. La fecha de la última menstruación se llama menopausia. El climaterio es el periodo a partir del cual comienza el cambio hormonal de la mujer hasta que deja de tener la regla.

La menopausia, debido a los cambios en los niveles hormonales, a menudo conduce a unos síntomas. Los síntomas más comunes son sofocos, sudoración, palpitaciones, mareos y sequedad vaginal. Hay otros síntomas que pueden ser el resultado de la disminución de la producción hormonal, tales como dolores de cabeza, apatía, nerviosismo, insomnio, aumento de peso e un aumento en el riesgo de desarrollar osteoporosis.

Aparte de la controvertida terapia sustitutiva hormonal, se puede contrarrestar los síntomas en esta fase de la vida de la mujer, con ayuda de un estilo de vida saludable y una alimentación correcta. Algunos aminoácidos, las fitohormonas (hormonas vegetales) y el magnesio, pueden ser de gran ayuda. Veámos:

La arginina aumenta la elasticidad de los vasos sanguíneos y ayuda a los sofocos

Entre los síntomas más comunes de la menopausia se encuentran los causados por la calcificación o dilatación de los vasos sanguíneos, entonces el riego sanguíneo no funciona correctamente. Como resultado de este trastorno vascular casi cuatro de cada cinco mujeres tienen los llamados «sofocos». Lo que solía ser antes tomado como un efecto secundario desagradable de la menopausia, se ha demostrado que tiene una enorme importancia para la correcta función del sistema circulatorio.

La disfunción de los vasos sanguineos, se debe a una falta de óxido nítrico (NO). Aquí es donde el aminoácido arginina entra en juego, ya que se convierte en el organismo en un importante neurotransmisor del óxido nítrico. La arginina puede ayudar a contrarrestar la insuficiencia de la síntesis del óxido nítrico (NO). En otras palabras, una oferta adecuada de arginina en la disfunción endotelial proporciona mayor elasticidad de los vasos sanguíneos y se reducen los sofocos.

La Lisina apoya el efecto de la arginina

El aminoácido lisina puede ayudar a la absorción del aminoácido arginina en las células. Gracias a ello se puede incluir más arginina en el plasma sanguíneo. Allí se puede convertir en el neurotransmisor: óxido nítrico.

La lisina es un aminoácido básico y esencial. Los aminoácidos esenciales no son producidos por el propio cuerpo humano y deben ser totalmente ingeridos con los alimentos. La lisina es un componente esencial de muchas proteínas importantes para las mujeres durante la menopausia. Entre ellas cabe señalar las hormonas, enzimas, proteínas transportadoras del plasma en sangre, anticuerpos y proteínas óseas, piel, tendones y músculos. Además, la lisina favorece la absorción del calcio en huesos y dientes. Por este motivo este aminoácido es recomendable con mayor frecuencia a las personas con riesgo de padecer osteoporosis.

La Carnitina facilita la regulación del peso

Cuando hablamos de carnitina nos referimos a una sustancia transmisora que se sintetiza a partir de dos aminoácidos esenciales: la lisina y la metionina. Asegura de que los ácidos grasos pasen a través de la membrana de las células. Protege el metabolismo energético, por lo que coloquialmente también goza de una reputación como «quemador de grasa».

Los fitoestrógenos se pueden utilizar como ayuda complementaria o como sustituto a una terapia hormonal química. Pueden en muchos casos mejorar problemas de salud en el transcurso de la menopausia. Los fitoestrógenos se pueden encontrar en:

  • bayas schisandra
  • las bayas de goji
  • té verde
  • lúpulo o linaza

Sin embargo, a menudo están en una concentración demasiado baja para las mujeres que sufren la menopausia. Por lo tanto, complementos alimenticios que incluyen los correspondientes fitoestrógenos son muy recomendables.

La importancia del magnesio

Los cambios hormonales durante la menopausia causan que mucha de la cantidad de magnesio existente en el organismo sea eliminado a través del riñón. El magnesio es un nutriente que absorbemos muy poco a través de la comida. Esta deficiencia puede afectar negativamente a la salud del corazón. El magnesio es muy importante en el metabolismo de la energía de las células, especialmente en las células del corazón.

Para la prevención de la osteoporosis se recomienda un suministro adecuado de magnesio, porque permite absorber el calcio y vitamina D, que sin magnesio no absorbiriamos.

Pide consejo a tu medico, naturopata o homeopata para que te indique el producto adecuado para tu caso.

Anuncios