Para no irse por las ramas

Muchas veces vivimos con la sensación de que el tiempo no de a basto, o calvez seamos nosotros lo que no damos a basto, exigiéndonos un despropósito de actividades en un tiempo limitado. Cuando esta sensación se ciñe a una época limitada sólo será un desafío, pero cuando no paramos de exigirnos, entonces el estrés…